terapia vibracional

_DSC8719Sesiones individuales y/o grupales, consulta a:
E-mail: mirakaur@gmail.com
Facebook: Mira Kundalini Yoga
Tlf.. 3415637407

_DSC9505

te acuestas, te relajas, escuchas y… se abre el Universo Interno

El viaje sonoro con instrumentos ancestrales consiste en escuchar y percibir los sonidos de varios instrumentos, aceptarlos, recibirlos, dejando que nuestro cuerpo y mente fluyan con ellos.

Los instrumentos que principalmente uso para estas sesiones son: dilruba, cuencos tibetanos, cuenco vortex vibroacústico, maracas chamánicas, tambor oceánico, pines y la voz. Estos varían en cada encuentro, según las necesidades de la persona receptora.

Es una sesión pasiva en la que poco a poco se accede a un estado de relajación y ofrece la posibilidad de entrar en un estado de suave ensoñación percibiendo las sensaciones que despierta a nivel psico-físico-energético, niveles íntimos que no solemos visitar con demasiada frecuencia, que difícilmente se experimentan en una vida ajetreada.

Al escuchar y resonar con las vibraciones de los instrumentos se calma el sistema nervioso central lo cual ayuda a soltar tensiones sujetadas inconscientemente.

Nuestro cuerpo también es influenciado por el principio acústico de la resonancia. Cuando las ondas sonoras entran en el cuerpo, reproducen por simpatía vibraciones de sus células vivas, que ayudan a restaurar y a reforzar la organización saludable del organismo, homeostásis. Los distintos órganos del cuerpo vibran en armonía cuando están sanos. Cuando estamos enfermos, se debe a que alguna parte de nosotros no está vibrando en armonía, consigo misma, con las demás partes o con el entorno.

La mayoría de las enfermedades empiezan en uno de los cuerpos sutiles. Nuestros pensamientos, emociones y programación negativos adoptan una forma densa, a modo de patrones de energía cristalizados en nuestros campos etéricos. Esos patrones cristalizados van penetrando gradualmente, hasta que, en última instancia, se manifiestan como la enfermedad física en el cuerpo, nuestro campo electromagnético más denso. El sonido es capaz de disolver estas cristalizaciones o energías potencialmente dañinas mucho antes de que lleguen al cuerpo físico. Lo cual no es otra cosa que medicina preventiva en su estado más puro


BENEFICIOS DEL MASAJE SONORO

  • Reduce la tensión nerviosa y el estrés.
  • Suave masaje y armonización corporal.
  • Armonización o balance de chakras, equilibrio energético.
  • Induce a la relajación profunda.
  • Disminución de la ansiedad, tensión y agresividad.
  • Mejora la confianza, la autoestima y la creatividad.
  • Excelente auxiliar en el tratamiento del insomnio, la fatiga crónica, el déficit de atención, el desequilibrio emocional y otras afecciones relacionadas con el estrés.

Masaje sonoro con cuencos tibetanos:

Hacer sonar los cuencos tibetanos de una forma correcta y armónica a través de su frotación y percusión, genera vibraciones que se expanden a través de frecuencias de sonido de características peculiares, que son percibidas por la estructura auditiva del oyente. Estas frecuencias envuelven a la persona brindándole una sensación de “baño sonoro”, relajación y placer, como consecuencia de la influencia de estos sonidos en el metabolismo celular, equilibrándolo, y haciendo accionar los mecanismos de segregación de endorfinas. También apoyando los cuencos tibetanos sobre los centros energéticos o “chacras” de la persona se produce un masaje más profundo al ser sonado directamente con el cuerpo físico. Al vibrar los cuencos en ese estado la persona no solamente tiene acceso a la escucha de los sonidos de las vibraciones, sino también a la manifestación física de las mismas a través de todo su cuerpo, aumentando aún más la sensación de equilibrio, bienestar y placer.

¿Cuál es el principio de la terapia del sonido con cuencos tibetanos?

Toda terapia basada en el sonido se basa en el principio de resonancia, por el cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable. El principio de resonancia designa la capacidad que tiene la vibración de llegar más allá, a través de las ondas vibratorias y provocar una vibración similar en otro cuerpo. Es decir es la capacidad que tiene una frecuencia de modificar a otra frecuencia. Además el sonido modifica nuestras ondas cerebrales, ayudándonos a entrar en otros niveles de conciencia, donde son posibles los estados de sanación espontánea y estados místicos, haciéndonos más receptivos a la auto-sanación. El tercer factor de la terapia del sonido con cuencos tibetanos y de cuarzo son los armónicos. Cada vez que se produce un sonido aparecen los armónicos. Estos armónicos tienen efectos altamente beneficiosos sobre nuestro cuerpo y sobre nuestro campo energético. Aunque no podamos escuchar frecuencias que están fuera de nuestro campo auditivo, ni podamos producir sonidos o frecuencias que estén fuera de nuestra capacidad, sin embargo mediante los armónicos podemos resonar con ellas.

Distintas referencias:

“El oído es un sentido de la interioridad, lleva el mundo al corazón de uno” LeBreton.

”La ciencia de la cimática (el estudio de la forma visible del sonido y la vibración)  prueba, más allá de toda duda, que cualquier sonido cercano al organismo humano originará un cambio físico en el interior del mismo y sus campos electromagnéticos. Este cambio puede que solamente sea temporal, pero mientras perdura es posible que provoque ciertos factores muy poderosos y mágicos. Este es el momento de la sanación.”  Nestor Kornblum

Como el Dr. John Diamond afirma: “para mí, como para Pitágoras, la música no es mero entretenimiento o diversión…sino terapia…para hacer realidad…el poder sanador que existe dentro de todos nosotros: la energía de vida”. 

Como ha señalado el Dr. Deepak Chopra: “el cuerpo se mantiene unido por el sonido: la presencia de la enfermedad indica que algunos sonidos se han ido fuera de tono.”

La eficacia del masaje sonoro encuentra un fundamento científico en los estudios llevados a cabo por Fabien Maman, investigador, practicante de la acupuntura y músico francés, junto a Helen Grimal, bióloga del National Center for Scientific Research de París.

Bach decía:

…“Si nuestra alma y nuestra personalidad están en buena armonía, todo es paz, alegría, felicidad y salud. Cuando nuestras personalidades se desvían del camino trazado por nuestra alma, o bien por nuestros deseos mundanos o la persuasión de otros, surge el conflicto. Este conflicto es la raíz, causa de la enfermedad y de la infelicidad. No importa cual sea nuestro trabajo en el mundo, limpiabotas o monarca, terrateniente o campesino, rico o pobre, mientras hagamos ese trabajo en particular según los dictados del alma todo esta bien; y podemos además descansar seguros de que cualquiera que sea la posición en la que nos encontremos, arriba o abajo, contiene esta posición las lecciones y experiencias necesarias para ese momento de nuestra evolución, y nos proporcionará las mayores ventajas para el desarrollo de nuestro ser.”…

 

75666_10151253699356264_428719984_n (1)

 

Inicié este camino con el canto de mantras dentro de la práctica de kundalini yoga lo que me llevó a encontrarme con el Naad yoga,  yoga del sonido. En esta práctica integramos las emociones (ragas), la intención y sobre todo, la escucha. Esto cambió una perspectiva básica del sonido en mi. Al realizar la formación de Naad yoga con mi maestro Surinder Singh, teníamos que elegir un instrumento y escogí el Dilruba, instrumento de cuerdas tocado con arco que genera una vibración armónica contínua de sus 24 cuardas.

He realizado talleres de canto sentido y sonido en España y al volver a Perú tome talleres de sonido dentro de la cosmogonía andina, adentrándome en el sonido del bambú, cantos de música medicina e icaros. El ritmo se acompasó con el tambor y maracas chamánicas, conectando con la Madre Tierra.

En Argentina fuí a varios encuentros de círculos de voces y realicé una formación en técnicas de armonización por medio del sonido donde aprendí el uso de los cuencos tibetanos en los chakras y el campo energético y reforcé aquello que he estado vivenciando estos últimos años.

 

Anuncios